Galería Bicentenario Centro Cultural Estación Mapocho

Convocatoria de Artes Visuales del Centro Cultural Estación Mapocho: abriendo espacio al arte emergente

El 26 de octubre se dieron a conocer las 14 propuestas seleccionadas para ser parte de la programación anual de artes visuales y fotografía del Centro Cultural Estación Mapocho. Creadores emergentes, nacionales e internacionales, tendrán la posibilidad de exhibir sus obras entre enero y diciembre de 2016, durante un ciclo de muestras abiertas al público con entrada liberada.

Desde el 2010, el Centro Cultural Estación Mapocho realiza una convocatoria anual de artes visuales y fotografía con el objetivo de difundir la obra de creadores emergentes, a través de un Programa de Artes Visuales que durante todo el año abre al público, con entrada liberada, exposiciones de diversas disciplinas artísticas: en la Sala Joaquín Edwards Bello se promueve exclusivamente a la fotografía y cuenta con el patrocinio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes; en la Galería Bicentenario, propuestas de artes visuales y multimedia.

María Gracia Valdés, directora de Cultura del Centro Cultural Estación Mapocho, encabeza la gestión de programar 14 exposiciones con una duración de 30 días cada una. Inaugurar implica un trabajo que suma diversas labores relacionadas al montaje de obra, exposición y difusión de la misma, tareas encargadas a profesionales especializados.

Aún cuando es un trabajo arduo, Valdés señala que resulta gratificante tal como está planteada la política institucional de destinar sus espacios a artistas emergentes mediante una convocatoria y un jurado que dirime, no se hace difícil ya que hay claridad en los objetivos. Lo más gratificante es recibir a estos artistas emergentes, que se sienten dignificados en la profesión que han escogido y agradecidos del CCEM por entregarles un espacio para presentar sus proyectos y todos los servicios otorgados en torno a estas”.

Junto al espacio que destina a las artes visuales y la fotografía, el Centro Cultural aporta los recursos económicos y humanos necesarios para el desarrollo de las exposiciones. Esto incluye el equipo técnico de montaje y desmontaje, la guía de la sala quien se encarga de orientar a los asistentes durante toda la muestra y coordinar las actividades de mediación –visitas guiadas y diálogos-, la elaboración de piezas gráficas y audiovisuales que promueven las exposiciones en alianza con los Medios Asociados del CCEM, como por ejemplo las gigantografía del frontis y textos bilingües del Hall Emilio Jecquier;  los spot transmitidos por CNN Chile, Arte al Límite, Radio Bío Bío, y las cápsulas alojadas en la Memoria Expositiva del Canal CCEMTV en las plataformas de Vimeo y Youtube. Otro de los aspectos destacables de la Convocatoria es el Patrocinio del Área de Fotografía del CNCA, gestionado por el Centro Cultural para apoyar a los expositores de la Sala Joaquín Edwards Bello y ampliar la visibilidad de su trabajo sumándolos, por ejemplo, al Mes de la Fotografía celebrado durante agosto.

Un jurado especialista
El jurado de la convocatoria está integrado por diversos profesionales vinculados directamente a los lenguajes artísticos que evalúa la Convocatoria. Así, este año dirimieron sobre las 143 propuestas recibidas, Enrique Matthey, académico Departamento de Artes Visuales de la Universidad de Chile; Felipe Coddou, coordinador del Área de Fotografía del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes; Ximena Zomosa, coordinadora de Artes Visuales y Danza de Balmaceda Arte Joven; Jorge Gronemeyer, fotógrafo independiente, y María Gracia Valdés, directora de Cultura del Centro Cultural Estación Mapocho.

Para Ximena Zomosa, el trabajo expositivo que realiza el Centro Cultural en la Sala Joaquín Edwards Bello y en Galería Bicentenario “es muy bienvenido al ser un llamado abierto y amplio a las exposiciones, en un lugar de gran visibilidad y afluencia de público. Es interesante reunir dos espacios para muestras específicas y simultáneas, y me parece que los artistas y fotógrafos han entendido muy bien las convocatorias de ambas salasy agrega “por otra parte la convocatoria anual permite organizar y producir de una manera adecuada un calendario planificado, profesionalizando cada año el funcionamiento de los espacios”. Respecto al aporte de la convocatoria al desarrollo de las artes visuales en Chile, Zomosa señala “contar con un espacio céntrico para las artes visuales aporta de gran manera a la creación de un circuito de amplio y de variado público. Que sea en un espacio como la Estación Mapocho con actividades de gran público, también promueve la creación de un hábito, el encontrar muestras emergentes o una buena selección de fotografía, es muy estimulante para la gente. La continuidad también es muy valorable, tanto para los artistas y fotógrafos que vemos crecer cada año en la convocatoria, como para el público atento a la serie de exposiciones”.

Por su parte, Felipe Coddou, coordinador del Área de Fotografía del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, señala que esta convocatoriapermite que autores que no están en circulación, puedan dar a conocer sus propuestas. En el caso de la fotografía, existen muchos fotógrafos en dicha condición, sobretodo de regiones, con interesantes propuestas ya maduras para ser expuestas”  y enfatiza que “para el CNCA es de vital importancia que más espacios se sumen a programar la fotografía de manera dedicada, para que la gran cantidad de creadores con exposiciones producidas y por producir puedan llegar al público. En particular, la Sala Joaquín Edwards Bello representa un espacio consolidado dentro del circuito de muestras fotográficas”.