chua 5

La Chuwa del Cielo

El Museo Nacional de Etnografía y Folklore tiene abierta la muestra “LA CHUWA DEL CIELO”, que se constituye en la puesta en escena de un objeto, el plato de barro o chuwa (en aymara), con el que una extensa investigación antropológica permite analizar la relación de los animales celestiales con el ciclo anual y la religiosidad altiplánica, en sus dibujos.

chua 1

La chuwa tiene plasmados en ella elementos como la cosmología de las tres pachas o niveles de existencia y la dualidad de los seres existentes, representados en un continuo circular que traduce su concepto de vida a modo de constelaciones celestes.

La investigación de los especialistas lleva a la comprensión de la simbología de este objeto y de la importancia que tiene para la ritualidad de los antiguos pueblos altiplánicos en su afán por comunicarse con los dioses. Tal vez fue por esa razón que intentaron destruirla dos veces durante la Colonia, dejando huellas en la estructura; sin embargo la pieza restaurada se conserva como una de las más importantes dentro de la colección de cerámica del MUSEF.

Pero más allá del objeto, la muestra revela su esencia y su lenguaje a través de una instalación en sistema digital en tres dimensiones, que abre la visión a seis pantallas de vídeo en las que se pueden observar recreaciones virtuales de la chuwa y su iconografía flotando y girando 360 grados, con trazos de luminosidad en una sala oscura, en la que la musicalización complementa el ambiente astral.

El espectador tiene además a su disposición el producto de la investigación recogido en un catálogo de 160 páginas extensamente ilustradas y una cartilla desplegable.

chua 6

El equipo encargado de esta original presentación está encabezado por Juan Villanueva, que elaboró el guión, Yuri Veizaga, la museografía y los textos de Cléverth Cárdenas. El armado de la digitalización tridimensional con la producción audiovisual fue desarrollado por Antonio Pacheco y Mauricio Machicado, apoyados en la ilustración de Salvador Pomar, con el complemento notable de la musicalización realizada por Álvaro Montenegro.

-Helga Arias-