Chiqui Jacks

Alta costura de Chiqui Jacks brilló en muestra homenaje

Un ‘Chiqui’ de la Historia de la moda paraguaya. Las prendas fueron especialmente reunidas en un tributo retrospectivo sobre la obra de la fallecida diseñadora paraguaya. Atrajo el interés de jóvenes diseñadores, estudiantes y amantes del mundo de la moda.

El Centro Cultural de la República El Cabildo presentó la muestra retrospectiva “Homenaje a Chiqui Jacks” en la Casa Bicentenario  Josefina Pla (25 de mayo casi EE.UU).  Al cumplirse un mes del fallecimiento de la diseñadora paraguaya, esta exposición fue especialmente montada para la ocasión en la que se realizó un pantallazo sobre una labor de décadas en el mundo de la alta costura.

Exposición de los modelos de la diseñadora paraguaya.

Chiqui Jacks fue una artista pionera; siendo la primera en Paraguay en lanzar su propia fragancia¸ con edición única y limitada, para celebrar sus bodas de plata con la moda. La exposición contó con una interesante concurrencia; considerando que estuvo habilitada únicamente ese jueves 4 de agosto, en la Casa Bicentenario  Josefina Pla (25 de Mayo casi EEUU). El acto de inauguración contó con un momento artístico ofrecido por la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional del Paraguay (OSIC).  Así también con palabras de la directora general del CCR El Cabildo, Margarita Morselli, y Rubén Jacks, hijo de la diseñadora de reciente partida.

img_4473_1
Rubén Jacks, hijo de la diseñadora, y Margarita Morselli, directora general del CCR El Cabildo.

La muestra retrospectiva puso a consideración del público, las más importantes creaciones de Chiqui Jacks y estuvo compuesta por unos 35 trajes de novias, debutantes, madrinas y quinceañeras.  En especial se resaltaron los elementos que  utilizaba la diseñadora ya hace 30 o 35 años atrás, en la confección de  ropa de arpillera bordada, por mencionar un ejemplo.

“Hay trajes de debut de arpillera, hay trajes con unas mezclas muy extrañas, vanguardistas, por ejemplo lienzo bordado mezclado con tul de seda natural y macramé de yute. Tenemos trajes de shantú de seda natural bordado en perlas, así como están los clásicos están los muy vanguardistas”, explicó Ivonne de Grühn, hermana de la diseñadora y curadora de la exposición.  “Está un traje de ñandutí,  que ella había llevado a un desfile de Miami y que fue premiado como traje surrealista”, agregó.

Las piezas expuestas fueron especialmente reunidas para la ocasión. Algunas se encontraban guardadas en el taller de la misma diseñadora, en tanto que otras son conservadas por sus propietarias, quienes se las habían encomendado. “Pienso que Chiqui hizo un gran aporte a la moda local porque era muy audaz, se animó a mucho. Hizo un aporte muy interesante, innovó en todo, es muy difícil que ella tenga un traje convencional”, observó la curadora.  Resaltó que la exposición fue especialmente atractiva para los jóvenes diseñadores que de esta manera pudieron acercarse a la obra de uno de los referentes de la alta costura de Paraguay. Así también para estudiantes y amantes del mundo de la moda.

Homenaje a Chiqui Jacks, diseñadora paraguaya.

En cuanto a la disposición de la ropa, señaló que los vestidos de novia fueron colgados del techo con una iluminación apropiada, que permitió a los visitantes, apreciarlos en toda su dimensión. Las demás prendas lucieron en maniquíes y como soporte se contó con una pantalla gigante en donde se emitieron desfiles de la diseñadora local.

Chiqui  y  “shick”
Su madre y su abuela le enseñaron los secretos de la costura; labor a la que ambas mujeres se dedicaban exclusivamente para la familia. Así, desde pequeña, se relacionó con telas, bordados y diseños que, finalmente, se convertirían en parte esencial de su mundo creativo. Tuvo la oportunidad de usufructuar una beca en París, donde pudo conocer grandes talleres de costura, así como nutrirse de los célebres referentes de la moda. Su formación incluyó pasajes como el American Latin Festival de la Moda (Washington DC); el Encuentro con la Moda Iberoamericana (Miami), ganando el premio de “Diseñador del Surrealismo” entre 36 diseñadores de América y Europa; por citar algunos.  Según los entendidos, en sus colecciones de temporada se destacaban las finas mezclas de texturas, como las sedas, tules bordados, guipures, richelieu, ao po’i, arpilleras, piqué, terciopelos y organzas, además de los bordados, las perlas, los canutillos, en modelos originales.

Texto: Mónica Laneri.
Fotos y video: Esteban Cabral.