IMG_6992[1]ok

Estación Mapocho fue sede de cabildo que busca generar nueva Constitución para Chile

Casi dos mil personas llegaron al centenario recinto para debatir sobre los lineamientos que tendrá la Carta Fundamental que lleva adelante el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet. La actividad se desarrolló durante toda la jornada del sábado 6 de agosto con un marcado sello ciudadano. El resto del país celebró el mismo proceso en distintos puntos de encuentro.

A eso de las 9:20 de la mañana la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, arribó al Centro Cultural Estación Mapocho, escoltada por un selecto grupo compuesto por Secretarios de Estado, autoridades regionales y representantes del recinto. Fue un rápido ingreso hacia el segundo piso de la ex estación de ferrocarriles, donde la amplitud de la sala María Luisa Bombal ofrecía el cobijo perfecto para un breve repaso de lo que sería la histórica jornada y – por supuesto – el café de rigor.

Abajo más de mil personas participaban de una fiesta ciudadana. Hombres, mujeres y niños eran recibidos, no sólo por un cálido sol invernal, sino que además por fieles representantes de la cultura criolla: organilleros, chinchineros, malabaristas y el infaltable “pie de cueca”, como se denomina al tradicional baile chileno.

IMG_7098[1]

Cerca de las 10:00 de la mañana ya eran casi dos mil las personas congregadas para ser parte del denominado Cabildo Regional. Fue el momento en que la Presidenta Michelle Bachelet realizó un recorrido por el recinto y le dio el vamos oficial al encuentro, uno que pretende entregar un nuevo rostro al futuro republicano del país.

Proceso Constitucional

La actual Carta Fundamental chilena rige desde 1980 y fue concebida durante la dictadura de Augusto Pinochet. Si bien ha sido modificada una docena de veces durante los últimos años, generar una nueva Constitución – participativa y en democracia – es un largo anhelo que el actual gobierno pretende alcanzar.

“Para nosotros este es un momento emocionante, lo que estamos haciendo también es fijar nuevos estándares sobre cómo se hace la política en Chile, porque los ciudadanos no quieren que nunca más la política se haga de espalda a ellos”. Aseguró la mandataria, durante la jornada.

IMG_7138[1]

Aquella meta parece estar hoy un poco más cerca, luego de los Cabildo Regionales que se registraron en todo el país, última instancia de participación ciudadana de debate y propuestas. Una especie de guía u hoja de ruta que pretende ser plasmada en la entrega final del documento, nada más ni nada menos.

“El proceso constituyente se convierte en un hito decisivo. Todo el trabajo previo, los encuentros locales, las consultas en línea, los cabildos provinciales, van a quedar cristalizados. Ese ha sido mi compromiso desde el primer día, que la voz de los ciudadanos pueda ser vinculante con lo que va a ser un proyecto de ley de una nueva Constitución”, puntualizó Michelle Bachelet en el Centro Cultural Estación Mapocho, espacio que fue testigo de un día que promete ser clave para la historia republicana chilena, como tantas otras veces en la centenaria vida del edificio.