Museo_del_Canal_Interoceanico_de_Panamá

El poder transformador del museo

La Académica correspondiente por Panamá realizó la disertación sobre “El poder transformador del museo”, en un acto que tuvo lugar en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. No es de extrañar que la Directora del Museo del Canal Interoceánico de Panamá cumpliese una meta más en su vida erudita, que prestigia nacional e internacionalmente al Museo y a Panamá.

 Dra-AngelesRamosBaqueroEva Díaz Pérez en el ABC de Sevilla, hace un recuento muy acertado de la disertación donde le define como “un discurso reivindicativo del papel de los museos. Criticó las modas impuestas por las fiebres de las nuevas tecnologías, consideradas un fin y no un recurso potente para la educación.”

 Los que tenemos la fortuna de conocer a la Dra. Ángeles Ramos Baquero sabemos de su incesante labor por el acceso de todos a la cultura y su puesta en valor por nuestras sociedades, por esta razón no es de extrañar que refiriera como indispensable reclamar el poder transformador de los museos, para lograr las metas de desarrollo sostenible, y reivindicar nuestras instituciones como poderosos vehículos para lograr, que ese desarrollo, asegure la participación de todos, en condiciones de equidad”.

Con estas palabras se presenta una de las características del conocimiento primordial del pensamiento y el hacer de la ilustrísima Dña. Ángeles Ramos Baquero, guiada por sus progenitores que le inculcaron la educación y la búsqueda del conocimiento como la verdadera riqueza y fuese estimulada desde niña a seguir sus sueños, mismos que describe en una narrativa digna de  Buenas Letras.

En estos 20 años, hemos valorado la formación académica a través de su gestión como ese verdadero poder transformador al que refiere en sus palabras de “experiencia revolucionaria en nuestro ámbito cultural” al definir al Museo del Canal Interoceánico de Panamá y del que se enorgullece de prestigiar y dirigir con una profunda convicción ética y compromiso con el país, al grado de ser una de las mayores defensoras de la reivindicación de la historiografía panameña reconociendo el papel de los panameños en la historia integral de la nación.

Defensora del valor de la palabra escrita y de la misión del Museo propone “definir con claridad el Museo por lo que no es, y por lo que creo es su naturaleza insustituible”. Esto la ha llevado a elaborar un credo en base a esa convicción ética para con nuestro país, del que selecciono unos extractos a manera de reflexión y cierre, que espero reflejen esa entrega y visión de futuro, de una admirable y erudita académica.

“CREO en el museo como institución transformadora que juega un papel excepcional por su capacidad de promoción del ser humano y su vocación democratizadora a través de la expresión cultural. Porque posibilita el derecho de todos a participar de nuestro patrimonio.

[…]

CREO que, en un país como Panamá, especialmente rico en diversidad Cultural, los museos debemos cumplir una labor urgente en la reflexión, compresión, interpretación y respeto de un patrimonio tan abundante como diverso.  Logrando así una cultura de Paz, en la que el museo promueva el entendimiento del Otro a través de un enfoque  global.

  […]

CREO que se impone una respuesta articulada desde los valores culturales, para proponer otras formas de entender y conocer a Panamá internacionalmente, que enfrente con firmeza la ligereza con que Panamá es interpretado.”

Cual luz que irradia el saber que honra y contribuye a ilustrar el conocimiento de nuestro país más allá de sus fronteras físicas y de pensamiento, esperamos con expectativa la publicación de su disertación en el Minervae Baeticae, boletín de la prestigiosa Real Academia Sevillana de Buenas Letras”.