enriqueAMERICA

En MARTE retomamos la forma femenina

La exposición de Enrique Salaverría puede verse en el Museo de Arte de El Salvador del 17 de agosto al 17 de septiembre de 2017. 

Dentro de su abundante y significativa producción escultórica, Enrique Salaverría trabajó con diversos materiales: arcilla, metal, madera y otros. En este conjunto de obras producidas por sus manos, expresándose entre lo figurativo y lo abstracto con un sello personal, encontramos como motivo recurrente la figura humana y con mayor frecuencia, la representación de la mujer.

Este conjunto de esculturas tiene esa característica común: son figuras femeninas, en las cuales predominan los torsos. En ellas se puede ver el acertado manejo de la anatomía pero también el afán propositivo del maestro, quien se mueve entre la carga expresiva de los cuerpos seccionados o horadados hasta la propuesta de figuras que se identifican con el Surrealismo.

Su inclinación por las formas y componentes de la Naturaleza se manifiesta en elementos que acompañan a algunas de estas esculturas como las plantas y las aves, los cuales cubren parcialmente los cuerpos, como una alusión a un medio predominante e invasor; también estos elementos llegan a formar particulares tocados que coronan las cabezas como distintivos de una categoría ultra terrena, mientras que otros semejan formas arquitectónicas que parecieran ser construcciones mentales de cada personaje.

Más allá del simbolismo de los elementos antes mencionados y de las influencias de las formas que provienen del mundo natural, Salaverría se nos muestra como el escultor acucioso que interpreta las formas anatómicas, éstas han sido sustraídas de un contexto cotidiano para mostrarlas irreales ya sea por los cuerpos que revelan su interior al espectador o por los remates fantásticos de las cabezas que son presentadas por el escultor como parte intrínseca del personaje.

Enrique Salaverría (1922-2012) estudió arquitectura en México, país en donde se graduó también como escultor en la Academia de San Carlos. Al regresar a El Salvador se desarrolló como arquitecto, diseñando obras importantes como la Capilla de San Benito (junto con Francisco Balzzaretti) y como escultor, dedicándose totalmente a esta expresión artística a partir de 1978. Fundó el Museo de Escultura que lleva su nombre y en el 2007 recibió el Premio Nacional de Cultura, en la rama de escultura.

Sobre el artista

Enrique Salaverría (1922-2012) estudió arquitectura en México, país en donde se graduó también como escultor en la Academia de San Carlos. Al regresar a El Salvador se desarrolló como arquitecto, diseñando obras importantes como la Capilla de San Benito (junto con Francisco Balzzaretti) y como escultor, dedicándose totalmente a esta expresión artística a partir de 1978. Fundó el Museo de Escultura que lleva su nombre y en el 2007 recibió el Premio Nacional de Cultura, en la rama de escultura.