mapocho

Centro Cultural Estación Mapocho

En pleno centro histórico de la ciudad de Santiago de Chile, la antigua es Estación Mapocho es ahora lugar destacado para la cultura chilena. A su pasado como estación ferroviaria se le une la presencia artística del Centro Cultural Estación Mapocho. La institución, creada en 1991, pretende preservar el patrimonio y difundir la cultura.

Más allá de su atractivo arquitectónico como ex-estación de ferrocarriles, que comunicaba Santiago-Valparaíso, es un espacio cultural elegido por casi un millón de visitantes al año. Su variedad de actividades y expresiones artísticas y culturales le han valido el reconocimiento del Premio Internacional Reina Sofía de Preservación y Conservación del Patrimonio y Difusión de la Cultura (2009) y el Premio Patrimonio de la Ciudad (2005).

El Mapocho para los chilenos…

Su ubicación privilegiada, en la Plaza de la Cultura de Santiago y junto al río Mapocho en su costado norte, hacen si cabe más accesible la cultura a todos los viandantes y turistas que pasan por el casco histórico.

“Sigue siendo mayor espacio techado del país, lo cual significa que es capaz de acoger una serie de manifestaciones de gran público como festivales, ferias, grandes convenciones y encuentros en donde participa muchísima gente”, dice Arturo Navarro, director del centro. Además, añade que: “Se podría decir que es un espacio donde cabe todo, tanto en la cantidad de personas como en las diferentes manifestaciones culturales, artísticas y de entretención”.

La multidisciplina artístics es una de las claves para entender el éxito de este centro, que a lo largo del año acoge actividades artísticas y escénicas, así como ferias, congresos y conferencias.

…y para toda la esfera

En su búsqueda para llegar a todos los públicos, estén donde estén, el Centro Cultural Mapocho promueve la comunicación digital con sus usuarios mediante sus redes sociales. Es el caso de su Twitter, que supera ya los 74 mil seguidores, y de su Facebook,  convirtiéndose ambos en un lugar de conversación con los usuarios y un espacio de difusión de la cultura.

Para un público tal vez más millennial, o que simplemente quiere adentrarse al centro cultural a través de fotografías, el Instagram de la institución es el canal por el que no perder detalle foto a foto.

Otra de sus apuestas por la difusión cultural a través de Internet ha sido su incorporación en 2015 a la Americanosfera, un proyecto para el intercambio cultural entre museos e instituciones en América Latina. “Es una importante herramienta de trabajo para nosotros. Como equipo de comunicaciones, nos es de mucha utilidad ya que ofrece una inmejorable vitrina hacia la comunidad habla hispana. No tengo la menor duda que su aporte, es valorado de igual manera por el resto de las instituciones que la conforman”, dice Juan Pablo Moraga, encargado de Prensa del Centro Cultural Estación Mapocho.

A raíz de estos lazos cultures, el centro participó en 2016 en el curso ‘Gestión cultural sin fronteras gracias a la colaboración digital’, que tuvo lugar en la UIMP. Puedes ver su ponencia  en el vídeo de abajo.