Plataforma DPA

Hacia una formación artística en los profesores de educación básica

El Centro Nacional de las Artes tiene entre sus propósitos contribuir a la formación de profesionales de las artes, así como ofrecer programas de actualización y perfeccionamiento a artistas, maestros, investigadores y población interesada en el arte y la cultura. A su vez estos propósitos se expresan en diferentes programas de trabajo, como el de Formación Docente para profesoras y profesores de Artes en el nivel básico del Sistema Educativo Nacional. Este programa beneficia a los docentes a través de distintas opciones de capacitación sobre arte y cultura, para que puedan transmitir a sus alumnos el goce y la apreciación por las artes y la cultura, con un enfoque de formación integral de calidad.

Sus antecedentes datan ya de ocho años, con el Diplomado Interdisciplinario para la Enseñanza de las Artes en la Educación Básica, cuya primera emisión tuvo lugar en 2010. El objetivo de esta propuesta se centra en construir espacios de exploración y reflexión a partir de los cuales docentes y agentes educativos de Educación Básica puedan generar procesos de enseñanza interdisciplinarios en sus contextos, integrando todas las áreas del currículo. Dicha propuesta se organiza en función de una metodología a partir de cuatro rubros: perspectiva interdisciplinaria, diferentes modalidades didácticas, ejes transversales y dupla docente.

Con la intención de ampliar la cobertura en número de participantes y extenderse en el territorio nacional, durante el 2016 se diseñó e implementó una propuesta semipresencial, compuesta por módulos virtuales y módulos presenciales; así surgió el Diplomado Semipresencial para el Apoyo a la Enseñanza de las Artes en la Educación Básica. Durante el 2017 y en el marco de la estrategia Cultura en tu Escuela, se revisaron y alinearon los contenidos del DIPEAEB con el Nuevo Modelo Educativo, y se instrumentaron las nuevas emisiones, con recursos propios del Cenart.

Seminario de cuerpo

En este punto de avance, surgieron también en 2017 las dos propuestas que nos ocupan: por un lado Formación de Formadores, responde a la necesidad de ampliar el espectro de atención ―mediante el DIPEAEB― a las distintas figuras educativas que conforman las comunidades escolares de la escuela básica. Busca que creadores artísticos, docentes y promotores culturales se formen en la metodología interdisciplinaria, para que sean capaces de diseñar e instrumentar propuestas de educación artística en el nivel básico, propiciando que los profesionales formados integren una red de docentes capacitados para la instrumentación del DIPEAEB en su entidad federativa.

Estrategia Formación de Formadores Segunda etapa. Descripción de la estrategia

La segunda etapa de la estrategia Formación de Formadores consistió en implementar el Diplomado Interdisciplinario para la Enseñanza de las Artes en la Educación Básica en los cinco distintos Estados que participaron en la Primera Etapa de la estrategia: Hidalgo, Oaxaca, Querétaro, Michoacán y Veracruz. La característica principal fue que los docentes formados en la primera fase continuaron con su formación en la práctica, con acompañamiento de especialistas del CENART.

El propósito de la Estrategia fue transferir a los responsables de los Centros de las Artes Estatales la propuesta conceptual, los procedimientos y las herramientas del DIPEAEB para su ejecución en esta fase de Formación de Formadores y en próximas emisiones.

En este mecanismo complejo intervinieron distintos agentes a diferentes niveles, en donde sus acciones fueron articulándose de manera paulatina. Por lo anterior, fue fundamental reconocer que dichos agentes requerían formación de acuerdo a sus funciones.

Los agentes involucrados para lograr la estrategia fueron:

  • Coordinadores del Proyecto desde el Cenart
    Personal del Cenart que generó e instrumentó la Estrategia. Organizaron, logística y cronológicamente las acciones a seguir. Vincularon a los agentes involucrados en todo el proceso. Organizaron las capacitaciones, así como las cuestiones administrativas de contratación.
  • Coordinadores de Sede en los Estados
    Personal de los Estados quienes mantuvieron permanente comunicación con los Coordinadores del Cenart, para llevar el control de asistencias, la organización logística de espacios, solicitar las planeación y anticipar la distribución de materiales y recursos necesarios para las sesiones. Fueron el enlace entre participantes del Diplomado y los Docentes locales.
  • Docentes locales
    Son los docentes egresados de la primera etapa de FdF, que dieron continuidad a su formación en la práctica mediante la implementación del Diplomado.
  • Acompañantes
    Son los Docentes especialistas del Cenart que en la primera etapa de FdF capacitaron a los que ahora fueron los docentes locales. En esta segunda etapa, los acompañaron de manera cercana, con sugerencias didácticas para su fortalecimiento en la asimilación e instrumentación de la metodología de manera práctica.
  • Seguimiento
    Son parte del personal del Cenart encargados de la Coordinación del proyecto. Ellos hicieron observación de todos los niveles de operación y funcionamiento del DIPEAEB en cada una de las Sedes.

Siendo las anteriores figuras protagonistas de la Estrategia, fue fundamental reconocer que se debían llevar a cabo  distintos niveles formación simultánea, en el que fueron capacitados en primera instancia, los Coordinadores de Sede (en lo administrativo y en lo académico) y los docentes especialistas del Cenart, siendo investigadores como nuevas figuras pedagógicas en la instrumentación de la metodología interdisciplinaria Cenart, con un doble propósito: el de multiplicar el proceso del DIPEAEB y descentralizarlo; dotando así, de autonomía a los Estados al tener formadas a plantillas docentes en la metodología intedisciplinaria del Cenart. Los principales beneficiados, para quienes fue diseñado el Diplomado Interdisciplinario  son los docentes de Educación Básica, quienes fueron guiados por los Docentes locales de cada Estado.

Niveles de formación

Los principales beneficiados, para quienes fue diseñado el Diplomado Interdisciplinario son los docentes de Educación Básica, quienes fueron guiados por los Docentes locales de cada Estado.

DIPEAEB

Se difundieron convocatorias para cada Estado participante y se logró articular 14 grupos de docentes de Educación Básica que estuvieron trabajando de manera simultánea en las diferentes sedes:

Sedes

En la siguiente tabla se muestra el número de agentes de los tres niveles de formación que trabajaron de manera simultánea.Agentes de formación

Aunque los múltiples insumos y testimonios para la evaluación están siendo sistematizados, podemos de momento informar sobre los siguientes datos:

  • Docentes participantes en el DIPEAEB: 275
  • Docentes locales formados en la metodología del Diplomado: 116

Tablas de participante y docentes locales

Sin duda fue un proyecto exitoso, no sólo por el número de egresados, también porque los docentes de Educación Básica lograron reflexionar y articular propuestas interdisciplinarias que impactarán en alguna medida sus prácticas docentes.

Los docentes locales, además de haber sido capacitados en la práctica en sus entidades federativas respectivas, tienen la posibilidad de ser parte de las plantillas docentes en las próximas emisiones del DIPEAEB que se implementen en sus Estados, con asesoría cercana del Cenart. Su tránsito en la docencia interdisciplinaria apenas comienza y manifiestan la necesidad de continuar profesionalizándose en la metodología del Cenart.

Por otra parte, con los docentes especialistas del Cenart, se abre una nueva brecha   de investigación pedagógica interdisciplinaria. Por lo pronto, con la posibilidad de profundizar, y por qué no vislumbrar la publicación de sus hallazgos en el Acompañamiento y Seguimiento pedagógico interdisciplinario.

Con objeto de ampliar esta estrategia a nivel nacional usando herramientas tecnológicas, el CENART desarrolló el proyecto Cursos en línea: Desarrollo del Pensamiento Artístico.  Se crearon cursos orientados a los tres niveles de educación básica, con el propósito de ofrecer a los participantes la posibilidad de articular las actividades de aprendizaje para el desenvolvimiento del pensamiento artístico, con los conceptos y principios de los elementos básicos de artes, las prácticas artísticas y la diversidad artística y cultural. Para ello se tomó en cuenta la etapa de desarrollo de los alumnos con los que trabajan y la progresión pertinente para abordar los conocimientos, habilidades, actitudes y valores que promueven las artes. La experiencia de 2017, arrojó una serie de consideraciones para mejorar los contenidos, la plataforma tecnológica y el aprovechamiento de los participantes, todo lo cual implicó un amplio espectro de acciones como rediseño, mejoras técnicas de aulas virtuales, formación de tutores y acciones de seguimiento y acompañamiento constante.

La convocatoria 2018 se difundió por redes sociales y se envió a centros culturales de todas las entidades federativas, de tal forma que se recibieron 1.816 registros, de los cuales quedaron inscritas 855 personas y se conformaron 19 grupos, de 45 participantes cada uno. Simultáneamente se llevó a cabo una capacitación de tutores para darles a conocer la propuesta didáctica, el nuevo diseño, la organización de contenidos, recursos y actividades en la plataforma.

El curso inició el 13 de agosto con una semana de propedéutico, donde se marcó la pauta para que se mantuvieran activos aquéllos participantes con las habilidades tecnológicas y el tiempo requerido para concluir el curso. A lo largo de diez semanas se realizaron diversas actividades en línea, con el uso de herramientas digitales que, a la conclusión del curso en el pasado mes de octubre, permitieron alcanzar los aprendizajes esperados a 478 docentes.

Ambos proyectos, por su propuesta metodológica, el valor y el impacto alcanzados en un área del currículo fundamental para promover aprendizajes integrales en niños y jóvenes, así como por su correspondencia con el modelo interdisciplinario CENART, y los testimonios de docentes y agentes educativos y culturales implicados, suponen un nuevo hito para la institución. Implican además trazados de rutas que trasciendan cambios administrativos e incuso curriculares, pues las bondades del modelo provienen de la concepción de las artes como una forma específica de conocimiento, capaz de vincularse con todos los aprendizajes de la escuela, generar comunidades de aprendizaje colaborativo, e impulsar el reconocimiento y disfrute de los derechos culturales de niños,  niñas y docentes.