CENART

Programa de Apoyo a la Producción e Investigación en Arte y Medios 2018

El Centro Nacional de las Artes, a través del Centro Multimedia, presenta la muestra de resultados del Programa de Apoyo a la Producción e Investigación en Arte y Medios (PAPIAM) en su edición 2016-2018. Se trata de una serie de proyectos análogos y digitales realizados con el apoyo del programa que se otorga bianualmente con la finalidad de incentivar la producción y reflexión en torno a temas relacionados con el arte, la ciencia y la tecnología. El PAPIAM sigue dos líneas de trabajo que se complementan: la producción objetual y la reflexión teórica.

Esta edición contó con la tutoría de David Camargo, Karla Jasso, Anni Garza y Dyan Pritamo, cuyo acompañamiento contribuyó a la materialización de los proyectos.La selección encaminada a la producción busca hacer visibles las manifestaciones más tangibles de los discursos que ponen en tensión nuestra relación con la tecnología desde un posicionamiento crítico, a tiempo que propone un diálogo con otras propuestas emergentes en el arte contemporáneo. El cuerpo de proyectos de investigación, por su parte, tuvo el objetivo de recuperar el conocimiento que resulta del ejercicio del pensamiento enfocado a detonar las posibilidades de la producción teórica en arte y medios.

La Galería Central del Centro Nacional de las Artes, reúne siete piezas que dan cuenta del cuerpo y el ejercicio de sus fronteras. Cuestiones como el tiempo y el espacio se ven representadas en Espiral del tiempo del artista y diseñador industrial Alejandro Marra, una escultura cinética que se interesa en el movimiento del tiempo a través del espacio. María Nonatzin, conocida como Magenta, presentó Intersticio morfogénico: entre dos pieles soy, pieza que recurre a la tecnología biowearable para amplificar visualmente la dimensión emocional de la comunicación no verbal. En #ECSTASY91, Ruy H. Alfonso describe interrogantes para las nuevas formas de interacción social a través de la tecnología, y cómo éste puede cuantificar las formas de aprobación personal y social en un mundo tecnologizado. Con la instalación VOCERERA, la vocalista y artista sonora Carmina Escobar, explora la metáfora del cuerpo como contenedor de nuestra identidad a través de la voz. Amaranta Sánchez, investigadora y fotógrafa experimental, materializó COSMORAMA, que emplea la construcción de paisajes como una forma de acceder a la realidad por medio del objeto, para así brindar una mirada expansiva del mismo. Reyes Hernández Cruz incursionó en una forma de retratar al individuo mediante la reproducción de sonidos provenientes del sujeto retratado, en Retrato no-retrato: Abstracción sonora. Con Media Forensis y su planteamiento sobre la gramática y la lingüística, Arjan Guerrero, exploró los alcances lingüísticos de la comunicación entre tecnologías.

Los proyectos seleccionados para la línea de investigación, se muestran en la Galería Arte Binario, y dan cuenta de las posibilidades materiales de la reflexión teórica enfocada a la producción multimedia. Oscar Formacio presenta Arte, Política y Tecnología, donde analiza el uso de la tecnología como medio de expresión social y político. El investigador Pancho López y su proyecto Un paneo al videoperformance en Iberoamérica, exponen al cuerpo humano como modelo de producción artística a través del cruce entre el performance y los medios audiovisuales. La investigación de Guillermo Eisner, En búsqueda de la ausencia. Estrategias de creación en obras escénicas de Heiner Goebbels, rescata los elementos escénicos característicos del compositor Heiner Goebbels y sus principales obras. El colectivo The Tetris Effect presenta su proyecto Los videojuegos como forma de conocimiento, un conjunto de ensayos que teoriza el estatuto contemporáneo de los videojuegos. Con Árgax, el pianista Esteban Ruiz-Velasco desarrolló un dispositivo de agencia para la escucha.

La selección exhibida en la Galería Espacio Alternativo está enfocada en enmarcar y detonar los alcances actuales de la realidad virtual. Con KIC8462852, Gibrann Morgado muestra el resultado de la experimentación con los sistemas de monitoreo de la estrella que lleva el nombre de la pieza, y de la superestructura que la rodea. Por su parte, Antagonía. Ópera de cámara y realidad virtual de Julián Bonequi, relata la historia de un futuro distópico en el que el futuro de la humanidad recae en manos de un genetista al borde de una completa decepción posthumana. Adrián Regnier realizó L., G. y D., tres piezas únicas en su tipo, que cuentan la historia prolongada de La Fuga (2011-…): un relato de cómo la humanidad transformó estrellas en 30,000 bombas atómicas y cómo 30,000 bombas atómicas retornaron a la humanidad a la brillante estrella que alguna vez fue. En La rebelión de las formas. Pulcher Aureus Filum, Jaime Lobato pone en tensión la naturaleza de la información al trabajar en lenguajes de programación vernáculos, desarrollados por bacterias.

El recorrido concluye con la selección mostrada en la Galería Manuel Felguérez del Centro Multimedia, donde la sensibilidad corporal es crucial para la inmersión en los proyectos presentados. Con meta.humano, Eduardo Castañeda, conocido como 220, propone una escultura digital que invita a reflexionar el alcance del libre albedrío en los entornos tecnológico y sociales contemporáneos. En NeuroTorus, Antonio Isaac, desarrolla una metodología de experimentación con organismos y música. En The Analog Kid, Rafael Balboa, presenta una instalación que integra en un acto en vivo a la experimentación sonora y cinematográfica. Con Pensar la música: Pieza multicanal para violonchelo y meditador, Aimeé Theriot exploró las posibilidades de hacer sonido y descifrar las reacciones electroquímicas que suceden en el cerebro a partir de la escucha. Ulises Flores presenta, con Música Cósmica, una interpretación del uso de datos científicos y la manipulación de sonidos abstractos, creando una imagen sonora que permite experimentar de diversas formas acústicas al espacio interestelar. En Banquetes de sobra, Sergio Cerecedo experimenta con sonidos obtenidos de los desechos de comida preparada, un tipo de reciclaje sin fines meramente utilitarios que se convierte en un juego sensorial.

La selección de PAPIAM tiene la intención de seguir incursionando en la amplia diversidad digital, artística y cultural con proyectos artísticos y de investigación, que motiven la reflexión del estatuto de lo multimedia.

La muestra permanecerá en exposición en las galerías del Centro Nacional de las Artes y del Centro Multimedia hasta el 2 de diciembre de 2018.